Sábado, 9 de junio

Cucayo - Pico Lezna - Cucayo

Desde Cucayo (960 metros) hay dos formas de iniciar la marcha. La primera, más vistosa y agradable por el antiguo camino que sale de la parte baja del pueblo, cruza el puente sobre el Río Frío y discurre por una pequeña foz hasta el Collado de Sierra Lamoa. El único inconveniente que podríamos encontrar, es el cruce de un pequeño vado sobre el Río de La Requejada que con caudal de agua abundante puede obligar a descalzarse, pero no es complicado. En verano se puede cruzar sin problema sobre las piedras que sobresalen del cauce.
 
En todo caso la otra opción es salir de Cucayo por la pista que comienza al final de la carretera de acceso al pueblo, en regular subida hasta pasar los Molinos de Dobres. Al llegar a una nave seguir la pista de la izquierda que en varios tornos conduce igualmente al Collado de Sierra Lamoa e Invernales de Praíza (1.280 metros).
Una vez en Praíza seguimos el desvío de la izquierda, por la derecha iríamos a los Invernales de Ranes y de vuelta a Cucayo. Ahora la pista se interna en un hayedo y en el siguiente cruce, junto a una cabaña, seguimos (S) el desvío de la derecha hasta la siguiente cabaña. Aquí seguiremos nuevamente por la derecha mientras la pista abandona los últimos ejemplares de hayas. 
 
La pista cambia de dirección un par de veces para salvar pliegues del terreno y vuelve a hacerlo más adelante hasta llegar a un nuevo desvío que por la derecha se dirige a la zona de Los Llaos, donde hay una majada y la pista se convierte en sendero que se adentra en la Sierra de Yerbas Dulces. 
 
En este último cruce seguimos (SE) la traza de la pista que se difumina aparece de nuevo, antes de pisar un pequeño collado desde donde se divisa parte del camino que desde Lores, en Palencia, conduce también al Lezna. 
 
Frente a nosotros (SO) se levanta una alambrada divisoria de pastos y provincia y el Pico Pumar, antesala del Lezna. 
 
Seguiremos la alambrada hasta cruzar al Collado del Rincón (2.142 metros) ya con el pico Lezna frente a nosotros. Solo resta subir la pronunciada y larga pendiente que sin dificultad conduce hasta esta lejana, pero hermosa cumbre de la Cordillera. 
Desde el Lezna (2.208 metros *) la panorámica es fantástica sobre el Valle de Pineda y las mayores alturas de la Cordillera Cantábrica, gran panorámica desde el Curavacas hasta Peña Prieta. También se divisa con claridad el escondido lago o Pozo Curavacas. 
 
Para el regreso a Cucayo hay más opciones, además del camino ya conocido, pero alargan bastante el recorrido y si no se tiene claro el camino pueden llegar a ser algo complicadas. 
En esta ocasión, regresaremos por el mismo camino de subida hasta el Collado de Sierra Lamoa e Invernales de Praíza. 
 
A partir de aquí existe la posibilidad de llegar a Cucayo por camino distinto al de la ida, según la opción que se tomase al principio de la excursión, pensando en el cruce del pequeño vado del Río de La Requejada que describimos al principio. 
 
En resúmen; una excursión que con un buen tiempo y sin nieve, seria cómoda y nada complicada. Pero el desnivel acumulado y la distancia a recorrer la hacen que sea de moderado esfuerzo. La distancia total: 18 kilómetros.
Si el tiempo acompaña, los paisajes no dejarán a nadie indiferente.
 

 


Comentario de Sotres:

Preciosa mañana soleada; donde 22 valientes del Peñas Arriba encaramos desde Cucayo el camino a los pies de Peña Prieta, para llegar al Pico Lezna. Transitamos por ella unos 300 metros aproximadamente para coger un desvío a la izquierda justo tras pasar una gran nave ganadera. 
Desde aquí ya no hubo tregua, todo fué una continua subida exigente. La pista va ganando altura rodeando la pequeña cumbre de Mamozán, hacia el collado de Sierra Lamoa. Continuamos el ascenso por pista hacia los Invernales de Praiza, al fondo a la izquierda vemos imponente la cumbre del Bistruey, qué tanta emoción causa a Julio Ordorica en la ida y en la vuelta (¡Y a quién no!, sus 2.000 metros dan fe de ello).
Desde el Collado las Llampas, alcanzamos la pista que da un nuevo rodeo, lo evitamos por zona de pradería siguiendo rectos hacia el Pico Tejo y el Pico Pumar (antesala del Lezna). Nos dirigimos ya al Lezna siguiendo la divisoria de cierre, la mayoría dejan sus mochilas para poder encararlo con rapidez y, ...¡YA NADA NOS DETIENE!
El Pico Lezna con sus 2.208 metros, pertenece íntegramente a la provincia de Palencia, es una cima muy poco transitada. 
Desde allí las vistas son impresionantes con cielo despejado, la lástima es que el tiempo nublado impidió ver la totalidad de las maravillas que lo rodeaban (los Curavacas, El Hospital, Hoya Continua, ...). Eso si, pudimos ver el Pozo Curavacas y el Río Nervión. Éste nace en la Laguna de Fuente Carrionas, en una hoya situada entre el Tio Celestino y Peña Prieta.
El camino de vuelta lo hicimos bordeando Peña Cuchilluca y por el Sentil de las Partidas, hasta llegar de nuevo a los invernales de Praiza donde conectamos con la pista de la ida, y asi llegar de nuevo a Cucayo. 
Sin más, desear que vuelva con nosotros el maestro Sotres que no pudo acompañarnos.
 ¡Hasta la próxima!
 
EL RESÚMEN FINAL DE LA RUTA:
Hora inicio: 11:00 am.
Hora final:   17:51 pm.
Distancia Recorrida: 18,5 kms.
Tiempo: 6 horas y 51 minutos.
Altura mínima:  868 metros.
Altura máxima: 2.212 metros.
Altitud acumulada: 1.452 metros.
Pérdida Altitud: 1.452 metros.