Sábado, 15 de Julio

Cieza - Brañazarza - Ucieda

Partimos del Pueblo de Villasuso de  Cieza (184 mts.); atravesamos éste por carretera unos 2 km., hasta llegar a un cruce a la derecha que entra una pista que en unos dos kilómetros y medio nos sitúa en el área recreativa de Tramburrios.
Una vez pasado éste, cruzaremos un puente sobre el arroyo del Tojo y empezaremos a subir adentrándonos ya en pleno bosque hasta llegar a la divisoria Cieza -Cabuerniga en el lugar de Brañazarza (670 mts.), ya solo queda recorrer el Cordal hasta  el comienzo (740 mts.) de la Subida al Alto del Toral, allí atravesaremos una valla por un paso de escalera que nos conduce por una ligera senda al Refugio de Urizosas, en sus alrededores comeremos, después solo nos queda conectar con la pista que baja hasta la Campa de Ucieda (250 mts.).
Distancia Total: Unos 18 kms. de recorrido.
 
Julio Ordorica
 

Comentario de Sotres:

El sábado 15/07/2017 salimos de marcha con el Club y esta vez tocaba patear los montes de Cieza y Cabuerniga impecablemente guiados por el compañero Julio Ordorica, gran conocedor de la zona.
 
El bus atravesó el pueblo de Villasuso y nos dejó a pie monte. Primero llaneamos por una pista y tras cruzar el rio por un pequeño puente de madera nos adentramos en el monte de robles primero y hayas algo mas arriba.
 
Tras disfrutar de la frondosa subida entre los arboles, hicimos una travesía preciosa que nos condujo a un lugar emblemático, Braña Zarza, hermosa campa con un pequeño refugio incluido.
 
Alli paramos un rato hasta que alguien dijo: Vamos!!, y nos pusimos en marcha por la cumbre divisoria de los dos valles: Cieza y Cabuerniga. Caminabamos por la misma ruta de la carrera del Soplao, siempre en dirección al Alto del Toral cuya dura rampa de subida a la cumbre fue acometida por algunos de los mas fuertes del grupo logrando coronar y volver….
 
Debajo del Toral se encuentra un pequeño refugio en el que habíamos parado otras veces a comer, hacia allí nos dirigimos pero finalmente buscamos un lugar mas soleado en una braña que queda por debajo. Resultó un buen lugar para comer y también para cazar garrapatas…
 
El descenso monte abajo nos deparó alguna sorpresa, como ese árbol con un tronco mitad haya y mitad roble. Finalmente llegamos a la Campa de Ucieda donde nos recogió el bus.