Sábado, 10 de Diciembre

MARCHA DEL CHAMPÁN 2016

Este año 2016 el Club ha programado celebrarlo entre Vizcaya y Cantabria. Concretamente, haremos una marcha CIRCULAR con subida al Monte Kolitza (879 m) y, opcionalmente, al Burgueño (1043 m), ambos en Vizcaya.
La ruta se inicia en el barrio de Pandozales, a unos 2 Km. de Balmaseda. En este punto nos dejará el bus y nos recogerá, una vez finalizada la marcha.
De Pandozales al Kolitza son algo menos de 12 Km. y 700 m. de desnivel. Si se decide continuar hasta el Burgueñó, habría que añadir unos 6 km. y 160 m. más de desnivel.
En la cumbre del Kolitza, además de unas muy buenas vistas, está La Ermita de San Roque y un merendero por lo que sería el sitio perfecto para degustar el cava y/o champán así como los dulces navideños que cada uno aporte.
 
Después, ya en el bus y a unos 18 Km. de Pandozales, iremos a comer al Restaurante La Capitana en el Valle de Villaverde, Cantabria. Allí nos esperará el siguiente menú, del que tendremos que ELEGIR un primer plato y un segundo EN EL MOMENTO DE APUNTARNOS:
 
PRIMER PLATO, a elegir entre:
- Rissoto de Rabo y Hongos
- Sopa de Pescado
- Alubias rojas con sacramentos
 
SEGUNDO PLATO, a elegir entre:
- Bacalao a la Vizcaína
- Pimientos rellenos de langostinos y hongos con salsa de marisco
- Carrilleras de ternera estofadas
- Entrecot al cabrales
 
POSTRE: Tarta de San Marcos con helado
 
Vinos, cosechero, rosados, agua. Café.
 
El precio de este menú son 18 EUROS, a lo que habría que añadir, en su caso, el coste del bus que son otros 15 EUROS, que hacen un total de 33 EUROS por persona.
 

Comentario de Sotres:

 
El sábado 10 de Diciembre de 2016 hicimos la vigésimo sexta marcha del champan.
 
En esta ocasión viajamos hasta la vecina provincia de Vizcaya, concretamente a Balmaseda, desde donde ascendimos al Pico Kolitza para dar cuenta de las viandas y despedir el año brindando con champan.
 
 
Lejos quedan aquellos primeros años cuando para despedir el año tenía que haber caído una nevada  casi obligatoriamente. Las botellas de champan se metían entre la nieve para tomarlo bien frio y allí mismo comíamos el bocata, un par de villancicos y hala… a bajar de la montaña.
 
 
Ahora parece que estamos en verano, apenas nieva en Diciembre y en lugar de bocata nos vamos a comer de restaurante. Y menudas comilonas…!!
 
 
Con la del sábado en Villaverde llega uno a casa con mas kilos que al salir por la mañana.
 
Todo cambia y – o  evoluciona. Solo hace falta que pasen unos cuantos años para que uno se dé cuenta de dichos y otros cambios…
 
 
Fuerza e ilusión para la próxima temporada montañera…!!!