Sábado, 14 de Noviembre de 2015

Cascada de Gulatrapa

La marcha del próximo sábado, 14 de noviembre de 2015, partirá del collado del Henar, en la carretera de subida a Brañavieja. Descenderemos hacia el rio Hijar para subir a continuación a la braña Culeros. Perderemos altura hasta llegar al bonito lugar de Tres Canales y, desde ahí y tras cruzar algunos riachuelos probablemente secos, llegaremos por el monte Milagro hasta las cabañas del Estropezao y Portillo. Bajaremos a la cascada de Gulatrapa y por la canal de Cervalizas llegaremos al rio Hijar. Tras cruzar el rio por el puente de Cervalizas, pasaremos por Puentedey, otro lugar con encanto, y seguiremos por los Balcones del Oso para llegar de nuevo a la carretera de Brañavieja, aproximadamente en el km 17. En este punto, no muy lejos ya de Entrambasaguas, disfrutaremos de un magnifico mirador sobre el valle.

En total, unos 500m de desnivel acumulado y, dependiendo del ritmo, entre 5 y 6 horas de marcha.
 
 
Comentario de Javichu
 
Hola compañeros, pasado el susto del pasado sábado 14 por Campoo de Suso, donde Tomás nos enseñó la zona del collado Henar, cascada Gulatrapa, recordar con nostalgia y buen sabor de boca la marcha que a pesar de todos los avatares fue bonita, que pena de escobas y hojarescas que nos deslució un pelín la marcha.-
Lo que podía haber sido cómodo resultó agotador, pero como dice un amigo mío, al monte se va aunque haga bueno, aunque lo pasemos bien.-
Paso con unas cuantas fotos del evento, que a mí me salió corto, o no funcionó bien el ordenador……
412x614 de desnivel, 5.58 horas de tiempo real y 16.40km.-
 
 
Comentario de Sotres
 
Tras la reseña sobre esta preciosa marcha por los montes, rios y barrancos de Alto Campoo, solo me queda añadir otra serie de fotos como complemento y corroborar lo dicho por Javichu en cuanto a las dificultades que nos encontramos por el camino en forma de trampas de escobas y zarzas, la hojarasca tapando las trazas de los senderos y dificultando la normal progresión a través del monte.
La cascada se encuentra en un lugar recóndito de difícil acceso, pero mereció la pena y resultó espectacular.
El vadeo de los diferentes rios que nos encontramos por el camino le añadió un toque de incertidumbre al recorrido y hubo algún que otro resbalón y sentada de posaderas...
Hasta la próxima!!