Lanchares - Pico Mediajo Frío - Aguayo - Lanchares

Sábado, 15 de Junio de 2013

Lanchares - Pico Mediajo Frío (1.328 m.) - Aguayo - Lanchares

Os dejamos el programa que nos ha preparado nuestra Campurriana Yolanda para la próxima marcha que tenemos fijada en el calendario: sábado 15 de Junio: Lanchares-Lanchares.
 
Salida Bus de Salespor Club a 7,45h y del aparcamiento de Teka a las 8,00h. 
Salida andando desde Lanchares (890 mts.) a las 10:00 h. con dirección al "Prao-Monte" (cruzamos río Lanchares) - El Alsar (bosque de robles, hayas y avellanos) - campo de La Mina - El Pasaje - Los Pradíos (reagrupamiento) - desde aquí subida por zona boscosa al Pico Otero (1.250 mts.) - bajada por cortafuegos paralelo al pinar de Servillas hasta proximidad de la ermita de "las nieves" (patrona del ayuntamiento de Campoo de Yuso) con vistas sobre el pantano del Ebro (reagrupamiento) - desde aquí continuaremos bajando por el "monte del agua" (bosque de árboles autóctonos) hasta San Miguel de Aguayo (830 mts.) y a continuación por la Serna (monte bajo) hasta el pantano de Alsa, donde haremos parada de una hora para comer (aproximadamente de 14:30 a 15:30 hrs.). Continuaremos bordeando el pantano de Alsa por su parte Este, por senderos con matorrales y zonas argumosas hasta "el crucero" (980 mts.) desde donde tendremos vistas de todo el pantano, además del "pico Jano" y el "pico ureño". Desde aquí, bajada pronunciada hasta el pantano de Alsa, y después de cruzar el "río Mojón" continuaremos subiendo por pista en paralelo a él hasta "Agualateja". (1.100 mts.) y desde allí bajada cruzando el monte "el Robledo" hasta Lanchares. Llegada aproximada sobre las 18:00 hrs.
 
Distancia total de la ruta: 20-25 kilómetros aproximadamente.
Dificultad de la ruta: media.
Recomendaciones: llevar calzado adecuado teniendo en cuenta que hay bastantes tramos con barro y algunas zonas resbaladizas.
 
COMENTARIO de Sotres
 
Bonita mañana para emprender la marcha del sábado 15 de Junio de 2013.
Campoo de Yuso (o de “de abajo”) nos recibió con un sol brillante y buena temperatura.
Allí, en el pueblo de Lanchares, nos juntamos con Yolanda y su familia que nos guiaron a través de los montes durante toda la marcha y nos devolvieron sanos y salvos al punto de partida.
Nos hemos quedado gratamente sorprendidos de la gran cantidad de ganado que pasta en las extensas brañas y prados de aquellos valles que, confieso, eran desconocidos para mí y para algunos de los compañeros.
¡Se ha de volver…!
Salimos de Lanchares (860 m.) con dirección al Prao Monte, cruzamos el rio Lanchares por la Badera Dino, continuamos por el Alsar serpenteando por un bosque de avellanos y hayas hasta llegar al Campo la Mina, luego continuamos por el Pasaje y Los Pradíos que son unas preciosas brañas entre espinos y hayas, muy  agradables para caminar.
Pista arriba hasta el Cornizuelu, sobre el pinar de Servillas y parada con tentempié para continuar hasta el pico Otero (1250 m.), lugar con una buena panorámica sobre los valles y los pantanos.
El grupo se divide en dos. Unos descienden directamente a San Miguel de Aguayo (850 m.) y los otros, por un corta-fuegos  al Monte del Agua y al mismo pueblo donde nos juntamos para continuar hasta un merendero junto al pantano de Alsa.
Allí dimos cuenta de nuestras viandas mientras aparecían nubes amenazadoras sobre las cumbres.
El resto de la marcha bordeando el Pantano de Alsa por el este hasta el Crucero (980 m.).
Con la niebla cubriendo todo el paisaje (una pena), cruzamos el rio Mojón y ascendimos por una pista hasta Agualateja  (1100 m.).
Preciosa fue la bajada por el Monte Robledo, engullidos por la niebla y entre viejos ejemplares de roble y haya, parecíamos fantasmas entre la hojarasca.
La Calleja Diego, camino antiguo de carros, también la recorrimos entre un grueso manto de hojas para llegar a las Cortecias donde unos cuantos viejos robles se mantienen en pie.
Aquí se cierra el recorrido de 25 km en total.
Pero aún faltaba el inesperado remate de la marcha…, Yolanda nos obsequió con unos refrescos y unos tente en pie  que nos vinieron muy bien para hidratarnos y recobrar fuerzas.
¡Gracias por todo Yolanda y familia!